Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/241391
Por Claudio Barrientos - @claudiobarrientosanasco

Neyen Morra: cantar para vivir

Le fascina escuchar música nueva todo el tiempo. Tiene un costado melómano. Es independiente y está encima no sólo de la música sino también de la producción. Así que más o menos sabe cómo se va a ir desarrollando su carrera. Cuando hace sus canciones no piensa en el potencial comercial, ni en si podrían sonar en la radio. Simplemente las hace, y tienen que ver con alguna realidad social. Por suerte tiene un público muy fiel, y cálido. Admira profundamente a Silvio Rodríguez, y le encantaría compartir escenario con él algún día. 

FB_IMG_1513449061257.jpg

Sus repertorios son de canciones en solitario, y en duetos con piano y guitarras. Tiene una hermosa voz que la ilumina toda, y grandes canciones por estrenar. Desde 2010 sabe muy bien para qué lado ir. Hay mucho boca en boca en su música, y la gente la escucha porque realmente la elige, y eso la llena de energía para seguir. Ama la música y no va a dejarla nunca, sin importar cómo le vaya. Muchas cosas están pasando en la vida de Neyen, entretanto, en el camino, adora seguir cantando para vivir.

- ¿Qué recordás de tus primeros pasos en la música? 

- Que me daba pánico tener que hablar entre canciones. Yo sólo quería cantar. Tenía seis años, cantaba con mi viejo que me acompañaba en la guitarra. No quería ni decir gracias, jajaja. Con el tiempo me fui soltando y fui aprendiendo a disfrutar de todo lo lindo que me regala la música. Siempre agradezco a la vida haber crecido en un mundo de canciones, tener como primer maestro musical a mi viejo, y como apoyo incondicional a la familia. Siempre me alentaron a seguir, y me acompañaron desde la primera presentación en el año 98 hasta el día de hoy. Eso es lo más importante que tengo, lo que perdura.

- ¿En qué proyectos estás trabajando ahora? 

- Actualmente estoy trabajando en un lindo proyecto a dúo con un amigo pianista, en Rosario, Rodrigo Zacarías. Estamos haciendo canciones a guitarra, piano y voz. En breve vamos a estar presentándonos en Resistencia. Hace unas semanas estuvimos tocando en Mar del Plata, y también tenemos comprometidas fechas en Rosario.

Por otro lado estoy trabajando en versiones de canciones para empezar a grabar mi primer disco solista, que posiblemente lo empiece en octubre. También estoy armando presentaciones con colegas músicas en Rosario, a dos guitarras y dos voces.

Durante estos meses se presentaron lindos trabajos e interesantes viajes musicales. A fines de septiembre voy a estar cantando en La Rural en Buenos Aires, y en octubre me voy con mi proyecto solista a tocar en Uruguay. Me contactaron de Montevideo y salieron dos fechas para tocar ahí. Así que ahora estoy armando el repertorio y poniéndole buenas energías para estos eventos. Va a ser mi primera vez cantando en este país vecino, una nueva experiencia y con muchas ganas de vivirla.

FB_IMG_1510670409143.jpg

- ¿Cómo definirías la música de Neyen Morra?

- Canciones que tienen que ver con una realidad social.

- ¿Por qué te fuiste a vivir a Rosario?  

- De chica siempre quise sentir la experiencia de vivir en otra ciudad. Seguramente la música y mi determinación, mi convencimiento de querer dedicarme a esto, ayudaron a tomar esa decisión de mudarme a una ciudad más grande. Elegí Rosario por dos motivos. El primero es que Buenos Aires me parecía inmensa y de terror, yo era muy chica, tenía dieciocho años y venía de una ciudad con alma de pueblo, como decimos muchas veces sobre Resistencia. Sentía que no iba a poder habituarme al ritmo de Buenos Aires. Así que opté por Rosario (que era otra de las opciones), la ciudad de la Trova rosarina, que siempre escuché y que seguí mucho; además yo siempre cantaba canciones que describían la ciudad y me encantaba sin conocerla. Me mudé en 2010, y desde entonces no quise irme más, me atrapó su historia, su gente, su geografía. Es una bellísima ciudad de la cual pude enamorarme y donde quiero seguir creciendo musical y personalmente.

- ¿Qué artistas, grupos, bandas, discos, poetas, libros, escritores y obras te marcaron y te influenciaron de manera profunda? 

- Artistas a montones, los que destaco y disfruto de leerlos y escucharlos son: Daniel Viglietti, Juan Gelman, Mario Benedetti, Silvio Rodríguez, Jorge Fandermole; entre muchos. Son escritores y compositores que me nutren el alma siempre que lo necesito con sus textos, sus poemas y sus músicas".

- ¿Creés que la música puede salvar al mundo?

- Al mundo lo podemos salvar de alguna manera nosotros un poquito cada día, siendo menos egoístas, registrando al otro, siendo más conscientes de los daños que causamos al medio ambiente, y trabajando para cambiarlo, defendiendo y apostando siempre a la educación y a la cultura, luchando por la justicia social desde el lugar que te toque. Creo que esto de a poco nos salva. Y la música en este punto nos acompaña. Yo considero que la música es muy poderosa. Siempre lo digo y remarco que es increíble cómo nos emociona y nos transporta, nos marca, nos enseña y nos hace cambiar y crecer muchas veces una simple canción. Nos hace vivir momentos increíbles, sea interpretándola o escuchándola. 

- ¿Creés que se puede calmar el dolor con la música, que se puede, digamos, exagerar todo lo que nos duele, de llevarlo a otro lugar a través de la música, para exorcizarlo?

- ¡Sí!, creo con certeza que la música es curativa. Hay que saber escucharla, entenderla y darle su espacio. 

- ¿Tiene un lado bueno bueno sentir dolor? ¿creés que se puede extraer algo bueno del dolor?

- Es difícil, pero lamentablemente el dolor es parte de estar vivos también, es parte de sentir. Si estamos sufriendo por algo es importante atravesarlo, siempre buscando avanzar y no detenerse ahí. Pero los problemas, las ausencias, las decepciones, existen y duelen, las considero enseñanzas para hacernos cada vez un poco más fuertes.

 

"Al mundo lo podemos salvar de alguna manera nosotros un poquito cada día, siendo menos egoístas, registrando al otro, siendo más conscientes de los daños que causamos al medio ambiente, y trabajando para cambiarlo, defendiendo y apostando siempre a la educación y a la cultura, luchando por la justicia social desde el lugar que te toque"

 

- Matthieu Ricard, un francés que se fue a vivir al Himalaya, y que ahora es considerado el hombre más feliz del mundo, dice que meditar todos los días y servir al otro es el secreto de la felicidad, ¿cuál es el secreto de la felicidad de Neyen Morra?

- Creo en la meditación y en que es necesario para el bienestar personal buscarnos todos los días unos minutos para conectarse con uno mismo. Y hacer en ese tiempo destinado a nosotros lo que más bien nos haga, sea relacionado con el arte o estar en contacto con la naturaleza, o lo que sea del interés personal de cada uno. Es importante escaparse un rato de la rutina, del quilombo, buscar un espacio de paz y relajación donde podamos sentirnos totalmente cómodos. A veces no nos damos cuenta de cuanto tiempo y energías estamos gastando en estar enojados, de mal humor, laburando sin descanso, y nos olvidamos de que la vida se nos está pasando por al lado, de que es una sola, de que estamos de paso por acá y tenemos que buscar o intentar vivirla lo mejor posible, porque al menos yo creo que después no hay nada. Y el tiempo se nos va pasando. Quizás el secreto de la felicidad tenga que ver con animarse a vivir de manera más intensa cada segundo del día. No lo sé con certeza, pero creo que al menos nos ayudaría a no cargar con tanto estrés cotidiano.

 - ¿Cuál pensás que hubiera sido tu trabajo ideal de no haber sido lo que sos?

- Me lo pregunto a menudo. Sinceramente no sé que sería si no fuera cantante. Hace unos años me interesaba estudiar psicología. Probablemente si no me hubiera dedicado a la música, me hubiera inclinado para ese lado. Aunque este último tiempo fui descubriendo que el diseño de interiores me interesa bastante. Quizás indague un poco ese mundo el año próximo.

FB_IMG_1507935284380.jpg

- ¿Cómo es tu proceso creativo a la hora de escribir o componer una canción; dónde nacen tus ideas, en un diario íntimo, en un cuaderno, en una emoción, en un sentimiento, en una imagen, en un recuerdo, en algún hecho de la vida?

- No tengo una técnica. Escribo cuando siento la necesidad de expresar de alguna manera todo lo que vengo sintiendo. Últimamente vengo viviendo emociones fuertes personales. Y me encuentro escribiendo todo a cada instante. Como una descarga, lo siento hasta terapéutico, siento que así se acomodan de alguna manera las ideas y lo que quiero decir y sobretodo me libera. Tengo un cuaderno donde tengo todos mis escritos y canciones, varias terminadas y algunas aún por terminar. 

 

"En este momento tengo la cabeza puesta en Cosquín. Me encantaría poder cantar en el escenario mayor"

 

- Cuando escribís una canción, ¿pensás en el potencial comercial, y si podría sonar en la radio, o solamente la hacés?

- ¡No!, solamente escribo lo que siento. De todas formas las canciones que elijo de otros autores tampoco son muy comerciales. Me interesa elegir canciones que tengan algo para decir, que dejen un mensaje y poder transmitir eso a los que me escuchen.

- ¿Qué canciones recomendás para pasar un domingo?

- Depende del estado de ánimo. A mí me gusta arrancar la mañana del domingo escuchando a Viglietti. No es muy para arriba, pero me encanta, sobre todo si estoy solitaria, me trae nostalgia. Y si quiero algo más festivo folclórico me pongo un disco del dúo Coplanacu, que me gusta mucho también.

- ¿En qué gran escenario te gustaría tocar?

- En este momento tengo la cabeza puesta en Cosquín. Me encantaría poder cantar en el escenario mayor.

FB_IMG_1513449074540.jpg

- En los momentos de caos, de desorden ¿Cómo hacés para poner las cosas en orden, la mente en blanco, apagar el cerebro, limpiar la cabeza de pensamientos y disfrutar de tu tiempo de ocio?

- Me cuesta, pero me gusta trabajar en eso. No puedo avanzar en nada si no estoy en paz conmigo, así que a diario me gusta darme un tiempo, prender velas, ponerme música, crear un lindo ambiente en casa, que todo esté en su lugar y ahí sí disfrutar de una charla, de la guitarra, de una copa de vino o de un mate amargo. Me da bienestar personal generar estos espacios para mí.

- ¿Cuál es tu miedo más grande?

- Hace muy poco pensaba en esto. Perder la voz es hoy un gran miedo.

- ¿En qué creés?

- En las energías, en el amor, en la amistad, en la igualdad, entre otras cosas.

- ¿En qué versión del fin del mundo creés, cómo creés que será el fin del mundo?

-La verdad, no pienso en el fin. 

- ¿Sos buena cocinera?

- Me defiendo. Es un arte que estoy aprendiendo últimamente. Y debo reconocer que me gusta cocinar, sobre todo para los amigos.

- ¿Cuál es la comida del día que más disfrutás?

La cena. Y si es acompañada con un buen vino, mejor. 

- De poder viajar en el tiempo y volver atrás, ¿hay algo de tu vida sobre lo que decidirías distinto?

- ¡No!, me gusta aceptar todo lo que fue pasando y lo que fui decidiendo en ese momento. Crecer paso a paso y aprender de los errores en todo caso.

- Y de poder viajar en el tiempo hacia adelante, ¿qué cosa te gustaría saber o cambiar para asegurar un resultado buscado?

- Me gusta mucho vivir el presente. Así como no cambiaría lo que ya pasó, tampoco me gustaría asegurarme de nada. Me gusta sorprenderme y jugarme por la vida y los sentimientos.

- ¿Cuál es el insulto que más usás?

- No insulto jamás, jaja. Me gusta decir ¡gil! Lo uso con frecuencia.

- El mejor regalo que te hicieron... 

- Las guitarras, aunque hay varios regalos hermosos que recibí a lo largo de mi vida por parte de mucha gente querida. Pero lo más valioso son mis guitarras".

- ¿Algún buen asunto que hayas dejado pendiente?

- Algo pendiente es recorrer el mundo con la música. Me encantaría lograrlo en un futuro cercano.

- ¿Cuál es tu lugar en el mundo?

- Hoy por hoy mi hogar en Rosario. Es donde quiero estar. Me gusta mucho trabajar en mi casa.

- ¿Qué don paranormal te gustaría tener?

- Creo que nunca lo pensé. Mover las cosas con la mente, quizás.

- ¿Con quién te gustaría compartir escenario algún día?

- Con Silvio Rodríguez. Mi mayor sueño. 

FB_IMG_1529026963344.jpg

- De mediar una propuesta para que participes en política, ¿aceptarías?

- ¡No!, la verdad que no. No me formé para eso. Sí para luchar y defender los derechos, pero siempre desde mi lugar de pueblo y con mi compromiso musical.

- Desde 2016 el 1% de la población mundial tiene la mitad de la riqueza del mundo, ¿te parece una utopía achicar la brecha entre ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más pobres?

- No me parece una utopía. Creo que llegarán líderes que responderán a las necesidades de la gente y cambiarán la historia de los pueblos.

- ¿Con qué palabras definirías a la solidaridad?

- Capacidad de amar.

- Si pudieses agregar un par más de pecados capitales, ¿cuáles agregarías?

- La traición y la mentira.

- Resistencia para vos en pocas palabras...

- Resistencia es mi infancia, mi familia, mi adolescencia, de donde vengo y donde están mis raíces. Creo que nunca hay que olvidar de donde uno viene. Resistencia es la ciudad donde siempre voy a volver con alegría, a vivir hermosos domingos en familia, a cantar y a recargar  energías para seguir.

- La gente se sorprendería si supiera de vos ¿qué?

- Y para los que me rodean ya no es una novedad. Pero mucha gente nueva se sorprende al notar lo tímida que soy. No se explican (y yo tampoco) como puedo subir a un escenario, cantar, hablar, actuar y bajar y no animarme ni a pedir permiso. Son dos personalidades que viven dentro de mí, jajaja.

-Dame 5 canciones que mejoraron tu vida...

- Soy pan, soy paz, soy más-, de Piero. -Hispano-, de Jorge Fandermole. -Nos veremos otra vez-, de Serú Girán. -El breve espacio en que no estás-, de Pablo Milanés. -Junio-, de Jorge Fandermole. Y -Cuídame- de Pedro Guerra. No pude elegir cinco así que sumé una más, y seguiría sumando. No sé si mejoraron mi vida, pero son canciones que me enseñaron mucho, que dejan un mensaje importante, que musicalmente son increíbles y que me emocionan hasta las lágrimas cada vez que las canto o escucho.

-¿Cuál es tu extravagancia más grande?

- La verdad no se me ocurre qué podría ser. No soy una persona muy extravagante. Lo más raro que tengo podría decir que es mi nombre. Siempre es un tema de conversación. Saber cómo se escribe, cómo se pronuncia, qué significa, de dónde viene, por qué ese nombre, y siempre tengo que deletrearlo, jajaja.

- ¿Estás contenta con la vida que viviste hasta acá?

- Sí!, totalmente. Claro que hay días de angustia y soledad. Pero siempre trato de ver lo lindo, lo positivo de la vida, rodearme de gente buena y honesta e intentar devolver un poco de ese cariño, y disfrutar de compartir cada encuentro.

-¿Cuál es tu sueño de máxima con la música?

- Cantar en un gran teatro repleto de gente y con grandes músicos.

- Muchas gracias Neyen, éxitos...  

- Gracias a ustedes por esta linda nota.

received_294504307767995.jpeg

Neyen DIXIT: 

El amor: esencial. 

El odio: tóxico. 

El chisme: divertido, en ocasiones.

Héroe de la vida real: mis viejos. 

La vanidad: insoportable.

La envidia: gran defecto de algunos seres humanos.

La avaricia: inútil.

La ira: saber controlarla.

La lujuria: exuberancia en algunos sentidos.    

La gula: excesos. 

La pereza: involución.  

La soberbia: limitación. 

La pobreza: tristeza. 

Un disco: -Mariposas-, de Silvio Rodríguez. 

Un cantante: Juan Carlos Baglietto. 

La muerte: parte de la vida.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Entrevistas

Contacto Urbano