Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/241245

Macron presenta un plan para sacar de la pobreza al 13,5% de los franceses

"En Francia, una familia necesita seis generaciones para salir de la pobreza ", recordó Macron al presentar ayer su plan en el Museo del Hombre de París, frente a la Plaza de Trocadero.

2658066.jpg

En Francia , sexta potencia económica mundial, la miseria y la exclusión afectan al 13,6% de sus 67 millones de habitantes. Para hacer frente a esa verdadera catástrofe humanitaria, que pone en peligro el futuro del país, el presidente Emmanuel Macron lanzó ayer un programa de 8000 millones de euros en cuatro años.

En uno de los países más ricos del mundo, más de uno de cada 10 franceses son pobres, 15% de los chicos de menores recursos llegan al colegio con el estómago vacío, 21% de los habitantes no comen bien tres veces al día, 27% carece de recursos para comprar frutas y legumbres a diario y 47% tiene dificultades para salir de vacaciones.

"No se trata de ayudar a los pobres a vivir mejor en la pobreza, sino de acompañarlos para salir de ella. Hay que impedir que la pobreza se siga transmitiendo como una herencia", agregó. Y citando al escritor Antoine de Saint-Exupéry -autor de El principito-, dijo: "En cada niño que nace en una familia pobre hay un Mozart que se asesina".

Francia considera pobres a las personas que ganan menos de 1026 euros mensuales; es decir, 60% menos que el promedio nacional, que asciende a 1710 euros.

El programa contempla varias medidas de urgencia, como la distribución de desayunos gratuitos en las escuelas ubicadas en zonas de educación prioritaria y de comidas en los comedores escolares que costarán un euro por día.

También se crearán 30.000 nuevas plazas en las guarderías que funcionan en zonas prioritarias -muchas de ellas diseñadas para ayudar a las madres con problemas-, acompañadas de acciones específicas para "facilitar" y "mejorar" la integración.

Al mismo tiempo se extenderá la formación obligatoria de 16 años en la actualidad a 18 años, para tratar de reducir el desempleo precoz, se crearán nuevos planes de "acompañamiento" para jóvenes mayores de 18 años con dificultades y nuevos centros de inserción social en los barrios prioritarios.

El presidente también prometió crear el Servicio Universal de Actividad (SUA) a partir de 2020.

En realidad, ese programa no será universal, porque no todos los franceses podrán recibirlo. Tampoco será nuevo, sino que reunirá los numerosos planes de ayuda social que existen actualmente.

Si bien destinará 125 millones de euros a desarrollar albergues de emergencia para familias con chicos, el plan no prevé medidas específicas en materia de alojamiento, tema que constituye un auténtico drama para la gente de menores recursos.

Macron admitió en su discurso las dificultades que implica ese desafío.

Erradicar la pobreza en forma total y definitiva exigirá el trabajo de "una generación", señaló.

Esa batería de medidas intenta dar una dimensión social a su gobierno y combatir la imagen de "presidente de los ricos" que le atribuyen una parte de la oposición y de la opinión pública.

La impopularidad del mandatario batió esta semana un nuevo récord: según una encuesta del instituto IFOP, solo el 25% de los franceses tiene de él una opinión favorable después de que estallaran varios escándalos.

A ocho meses de las elecciones para renovar el Parlamento Europeo, previstas del 23 al 26 de mayo de 2019, no solo esa cifra es particularmente inquietante.

Otro sondeo del instituto Odoxa divulgado ayer ubica a su movimiento, La República en Marcha (LREM), con el mismo caudal de intenciones de voto que el partido de extrema derecha Reunión Nacional (ex Frente Nacional), que lidera Marine Le Pen, exrival de Macron en el ballottage presidencial del año pasado.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Mundo

Contacto Urbano