Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/240639
IGLESIA Y ESTADO

Resistencia y la apostasía

Este sábado 1 de septiembre, la organización política Razón y Revolución convoca a una apostasía colectiva y un pañuelazo por la separación de la Iglesia y el Estado.

Será a las 15, en la plaza 25 de Mayo, frente a la Catedral.

"A lo largo de la historia de la humanidad, todas las religiones han servido de apoyo para las peores acciones humanas, por ejemplo, a partir de ideas religiosas se ha justificado la opresión hacia la mujer, las desigualdades sociales, las masacres de los grandes imperios contra otros pueblos, dictaduras, represión a la sexualidad libre, persecuciones contra científicos y la ciencia en general, entre otras cosas", señalaron desde la organización.

"Nuestro país, no es la excepción. La Iglesia Católica desde sus estructuras jerárquicas más poderosas defendió el sistema colonial en los tiempos de la Revolución de Mayo, luchó contra la educación laica cuando se estaba construyendo el sistema educativo argentino, se alió a las más represivas dictaduras del siglo XX, luchó en contra del divorcio, contra el matrimonio igualitario, y muchas otras acciones con las cuales llenaríamos páginas y páginas. Ahora está batallando duramente contra el derecho al aborto, uno de los derechos fundamentales de la mujer en general y de la mujer obrera en particular", agregaron.

Asimismo, recordaron que "el culto Católico Apostólico y Romano es sostenido por el Estado mediante el Artículo 2 de la constitución Nacional, de hecho, según la información que ha trascendido los últimos meses, podemos ver que los obispos diocesanos cobran unos $46.800 por mes; los obispos auxiliares $40.950; los obispos eméritos $40.950, los administradores apostólicos y diocesanos cobran $46.800, más otros aportes que se realizan para seminaristas, sacerdotes en zonas de fronteras, y otros gastos eclesiásticos que redundan en 176.5,4 millones de pesos "invertidos" en la Iglesia Católica de manera directa".

"Por todo esto, debemos luchar por la total y completa separación de la Iglesia y el Estado. Una vieja institución, retrógrada en sus ideas, reaccionaria en sus acciones, amiga del poder y de los enemigos de los trabajadores no debe ser sostenida ni alimentada", concluyeron.

¿Te gustó esta nota?  
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Sociedad