Jueves 22.06.17 13:28
Despejado 25°
ST:25
Despejado
Pronóstico Hoy Resistencia
Viernes
Despejado
27°/19° Despejado
Sábado
Parcialmente nublado
26°/18° Parcialmente nublado
Domingo
Despejado
27°/18° Despejado
Despejado
Max: 26°
Despejado
Min: 18°
Despejado
Probar Read

Jueves, 08 de Junio de 2017 | 10:25Hs. | Sociedad

Evolución: el Homo sapiens es más antiguo de lo que se creía

Descubrieron en Marruecos fósiles y herramientas de aproximadamente 300.000 años, es decir, 100.000 años antes de lo que se tenía registro


  • Imágenes [1]
  • Evolución: el Homo sapiens es más antiguo de lo que se creía
    Evolución: el Homo sapiens es más antiguo de lo que se creía

Un equipo internacional de paleoantropólogos agregó ayer un nuevo capítulo a la novela humana. En dos trabajos que hoy publica Nature, muestran que restos de cráneos y herramientas encontrados en una excavación minera de Marruecos, son los fósiles más tempranos de Homo sapiens que se hayan descubierto: tienen alrededor de 300.000 años, es decir, 100.000 más que los más antiguos conocidos. El mosaico de rasgos modernos y primitivos que poseen sugiere que la evolución humana fue lenta y que se dio simultáneamente en varias partes de África.

Hacía décadas que el sitio de Jebel Ihroud, en Marruecos, a unos 100 kilómetros de Marrakech, intrigaba a los paleoantropólogos. En los años 60, trabajadores de una explotación minera habían encontrado durante una excavación un cráneo y otros restos fósiles que habían entregado al médico de la empresa, y éste a su vez, a un profesor de la Universidad de Rabat, que lo introdujo al mundo académico.

Inicialmente, se creyó que esos fósiles databan de unos 40.000 años y que pertenecían a una forma africana de los neandertales. Pero había piezas que no encajaban en el rompecabezas: las caras se parecían a las de los humanos modernos, pero el cráneo era más chato y ovalado (menos esférico), como los de homínidos más primitivos.

En 2004, investigadores del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, de Alemania, volvieron al lugar y encontraron nuevos fragmentos fósiles y herramientas de piedra que llevan a reescribir la trama de la evolución humana.

"Para nosotros no hubo un «jardín del Edén» en el sudeste del continente, del que se habría dispersado la especie, como se creía, sino una evolución simultánea en varios puntos", afirmó Jean-Jacques Hublin, director del instituto alemán, durante una teleconferencia global organizada por la revista científica.

"Éste es el ejemplo más antiguo de Homo sapiens con el que contamos", aseguró vía correo electrónico Shannon Mc Pherron, último autor del segundo estudio.

Hasta ahora, los fósiles más antiguos atribuidos a Homo sapiens modernos se habían encontrado en el sudeste de África y tenían alrededor de 195.000 años, pero se discutía si la biología humana había surgido en ese momento o si había evolucionado lentamente a lo largo de los últimos 400.000 años. Estos trabajos parecen inclinar la balanza hacia la segunda posibilidad.

"Hoy, una sola especie de humanos domina la Tierra, pero si nos movemos hacia atrás en el tiempo, encontramos una variedad de homínidos, como los neandertales, los denisovanos, los floresiensis (apodados "hobbits")... -dijo Hublin-. Una gran pregunta de la paleoantropología es qué nos hizo tan especiales como para salir de África y desplazar a otros homínidos. Otra, cómo y dónde emergió nuestra especie. Todas las evidencias apuntan a un origen africano, y el consenso era que eso había ocurrido hace 200.000 años en el este de África, una suerte de «jardín del Edén». Nuestros resultados desafían esta idea de muchas maneras."


Tarea gigante

Para ubicar correctamente los fragmentos óseos y las herramientas de piedra de Jebel Ihroud en la trama evolutiva era necesario datarlos con precisión. Desde que conoció la historia de este sitio, Hublin contó que siempre había querido reabrir la excavación, pero el proyecto presentaba enormes dificultades. El sitio se había convertido en una especie de vertedero de la mina, y hubo que construir una ruta y retirar 7000 metros cúbicos de piedras y escombros.

Una de las claves que permitieron medir la antigüedad de esos restos fue que las piedras talladas y los cráneos se encontraban en la misma capa de roca, y los instrumentos de piedra habían sido quemados, lo que eliminó su carga eléctrica.

Cualquier carga que tuvieran tenía que haber sido adquirida de la radiactividad natural de los sedimentos que las rodeaban. Esto permitió a los científicos datar con más precisión los fósiles a partir de las herramientas.

Hublin y colaboradores estuvieron un año midiendo la radiactividad del sitio y luego la compararon con la de las cabezas de piedra tallada que habían encontrado para llegar a la conclusión de que su antigüedad debía rondar los 315.000 años, con una imprecisión de 34.000 años.


Ancestros lejanos

En total, los científicos encontraron restos de por lo menos cinco individuos: tres adultos, un adolescente y un chico de unos cinco a ocho años.

"Ofrecen una combinación de rasgos muy avanzados, como la cara y la dentición, y más antiguos, como la forma endocraniana -detalló Hublin-. Nos dan una imagen más compleja del surgimiento de nuestra especie. Algunos de ellos habrían aparecido de repente y otros se habrían formado lentamente. Ésta es también la conclusión de la paleogenética, que sugiere que en ese tiempo se produjeron varias mutaciones que afectaron la conectividad y el desarrollo del cerebro."

Sin embargo, subrayaron que esto no quiere decir que Marruecos haya sido la cuna de la humanidad, sino que hace 300.000 años formas muy tempranas de Homo sapiens, pero que no eran humanos modernos, ya se habían dispersado por África. Y eso fue facilitado por el hecho de que en esa época el continente no tenía las características de la actualidad. No existía el desierto del Sahara como lo conocemos hoy y había conexiones entre las distintas regiones del continente.

"Es posible que haya habido un centro desde donde los Homo sapiens se irradiaron al resto del continente, pero no tenemos forma de saber cuál fue -afirmó Hublin-. Lo que pensamos es que la evolución de Homo sapiens a humanos modernos se dio por una lenta acumulación de rasgos. Proponemos que las formas tempranas de Homo sapiens estaban presentes en toda África y evolucionaron hacia otras más complejas."

Según explicó vía mail Chris Stringer, del Departamento de Ciencias de la Tierra del Museo de Historia Natural de Londres, que firma un comentario sobre el hallazgo en la misma edición de la revista, "muchos investigadores aceptan que los fósiles de Omo Kibish y Herto, en Etiopía, que tienen 150.000 y 200.000 años de antigüedad, representan los miembros más tempranos de nuestra especie. Sin embargo, está creciendo la evidencia a partir de fósiles y de estudios genéticos de que los linajes de los modernos humanos y los neandertales se separaron por lo menos hace 500.000 años".

"A mi modo de ver, esa fecha de divergencia debería marcar el origen de estos dos grupos -agregó-. Hay buenas evidencias para los neandertales, porque los fósiles de Sima de los Huesos, en Atapuerca, ahora pueden datarse hace alrededor de 430.000 años."

Y concluyó: "Estos hallazgos representan hoy la más antigua asociación de miembros probables del linaje del Homo sapiens con herramientas del período paleolítico medio, y desplazan a Marruecos de los supuestos arrabales de la evolución de nuestra especie a una posición prominente".



Fuente: La Nación

¿Qué te produce esta noticia?

0 %

0 %

0 %

0 %

0 %

Para participar debes registrarte con tu cuenta de Facebook

Comentarios
24siete.info no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por los lectores
Ahora
Más leídas hoy
Más leídas de la semana
Seguí 24siete.info en las redes sociales
Lo más leido en 24siete.info
1 de 2
      modulos/notas/php/ver_nota.php